Gracias A Un Diente Pudo Volver A Ver

La medicina del siglo XXI no deja de sorprender con sus avances. El caso más reciente es el de una mujer que por nueve años estuvo ciega y que hace un par de semanas, en Miami, recuperó la vista gracias a una operación que por primera vez se hizo en Estados Unidos.

Sharron Thornton, de 60 años, fue sometida a una cirugía en el Bascom Palmer Eye Institute. El procedimiento se inició con el dentista Yoh Sawatari, que removió uno de los colmillos de Sharron y luego lo pulió hasta convertirlo en una tablilla; esta fue taladrada para injertarle un cilindro óptico que contiene un lente acrílico. Acto seguido, le implantó la pieza debajo de la piel de la clavícula de la mujer por tres meses; al cabo de ese tiempo la pieza fue extraída e implantada en el ojo.

El dispositivo, que alcanza hasta el nivel de la retina, logra devolver la visión. A comienzos de este mes los médicos removieron las vendas de la paciente y ella pudo reconocer rostros, otra vez.

El procedimiento fue inventado en Italia en 1963 y ha sido efectivo para superar la ceguera causada por bloqueos de la visión derivados de lesiones químicas, quemaduras o desórdenes autoinmunes, como el síndrome Stevens-Johnson, que dejan cicatrices en la superficie del ojo.

Eso sí, es necesario que las estructuras internas del ojo y el nervio óptico estén saludables. El doctor Víctor Pérez, quien dirigió el equipo que hizo la operación, le explicó a EL TIEMPO que esta condición se asemeja a lo que se ve cuando el vidrio del carro está empañado. “El daño de ella era severo porque había cicatrización completa de la córnea, que estaba seca”, dijo.

Cynthia Birch, directora del Centro de Información de Salud del Bascom Palmer Eye Institute de Miami, afirmó que se usó un diente de la paciente para “restaurar la humedad, ya que debido a que el ojo estaba muy seco; cuando la mujer parpadeaba se producían cicatrices en la córnea. También, con el fin de que el organismo no rechazara el implante y lo mantuviera en su lugar”.

“Para algunos pacientes cuyos organismos rechazan una córnea artificial o transplantada, se implanta el diente del paciente en el ojo para que sirva de ancla de un lente artificial”, afirmó Pérez.

Birch, por su parte, explicó que a Thornton se le fabricará una concha cosmética que se verá como un ojo normal. “La paciente tendrá que usar gafas oscuras para proteger el ojo de la luz.

Ahora tiene una visión de 20/70 y esperamos que mejore hasta 20/40 y se mantenga”, aseguró Pérez, quien estima que unas 200 personas, en Estados Unidos, se beneficien con este procedimiento. Entre ellas, los soldados que hayan sufrido lesiones químicas o quemaduras en el ojo. Desde 1972 hasta hoy se han hecho cerca de 1.000 procedimientos de este tipo en Singapur, India, Italia y Chile.

"Tengo ganas de ver a mis siete nietos menores por primera vez. Tomamos la vista por descontado, sin darnos cuenta de que se puede perder”. Sharron Thornton, ciega por una enfermedad desde el 2000

Publicación: eltiempo.com - Sección: Internacional - Fecha de publicación: 18 de septiembre de 2009 - Autor: Redacción Vida De Hoy - Video en: http://www.med.miami.edu/communications/videoviewer_090916.asp