Los dentistas franceses se distancian de las amalgamas

El material que con mayor frecuencia se usa para obturar las cavidades en nuestros dientes tiene la mitad de mercurio, una sustancia tóxica. La mayor parte de las personas en Francia viven con obturaciones de mercurio, probablemente sin saberlo. Los doctores y los pacientes se están haciendo cada vez críticos de lo que se conoce técnicamente como amalgamas dentales, a las que se acusa de ciertos desórdenes neurológicos o autoinmunes como la enfermedad de Alzheimer.

Algunos países, entre ellos Suecia el año pasado y antes Noruega, Dinamarca y Alemania, han ya proscrito o restringido el uso de las amalgamas dentales. Esto no ha sucedido todavía en Francia o en Reino Unido. La Comisión Europea debe publicar en marzo los hallazgos de un estudio emprendido sobre amalgamas dentales. En un reporte preliminar publicado en internet en julio pasado, la compañía encargada del estudio, Bio Intelligence Service, recomendó la desaparición gradual de las amalgamas en el cuidado oral en Europa.

Sin embargo, Afssaps recomienda que las madres que esperan un bebé o en periodo de lactancia, y cualquier persona con problemas renales deben evitar empastes de mercurio. "No hay riesgo para la salud", dice el Dr. David Siarri, un dentista de París, pero al mismo tiempo que admite que utiliza "amalgamas dentales muy poco y sólo en determinados casos."


"La tecnología dental está cambiando muy rápido. Hay un montón de materiales de relleno, pero tenemos que tener cuidado con todos los materiales utilizados en la odontología", dice Siarri. Entonces, ¿qué vamos a hacer? "No existe una solución universal", dice Goldberg. "La verdadera prioridad es prevenir la caries dental."


Este artículo apareció originalmente en Le Monde.
Fuente: http://www.guardian.co.uk/world/2011/feb/08/mercury-fillings-europe-restriction-santi