La ‘blanqueorexia,’ el blanqueamiento compulsivo de los dientes, es un problema creciente, dicen odontólogos

Tener una bella sonrisa nunca había sido tan estresante.

Muchos odontólogos en los Estados Unidos han observado que un número creciente de pacientes se ha obsesionado con el blanqueamiento de sus dientes y que sus sonrisas resplandecientes ocultan un oscuro secreto: la blanqueorexia.

Los adictos al blanqueamiento dental sufren una suerte de dismorfia dental u obsesión por la apariencia de sus dientes, y abusan de los productos de blanqueamiento de venta libre hasta el punto de que su dentadura empieza a sufrir erosión, con el daño permanente resultante, informó la Dra. Debra Glassman al programa "Good Morning America" de la cadena ABC. “Los blanqueoréxicos nunca están satisfechos con su sonrisa." El bajo precio de los productos de blanqueamiento, alrededor de 40 dolares ($75.000) por caja de bandas blanqueadoras de marca, hace fácil para los entusiastas del blanqueamiento que redoblen sus esfuerzos, pero hay otras consecuencias graves para la salud dijo la Dra. Glassman.

El peróxido de carbamida, el agente blanqueador usado, puede irritar las encías, causando sangrado y recesión.

El sobre blanqueamiento también puede provocar que el esmalte de los dientes se debilite y se desarrolle hipersensibilidad y decoloración al volverse el esmalte translúcido. En algunos casos ha sido necesario recubrir los dientes o reemplazarlos como consecuencia del adelgazamiento causado al esmalte.

No es recomendable abusar de estos mecanismos, y ser muy conscientes de que el blanqueamiento dental a diferencia del aclaramiento, son opciones que deben ser recomendadas por un profesional en el tema, y que los usuarios no se deben dejar llevar por la publicidad desenfrenada a la que se enfrentan en los últimos días, que no tiene ningún control y engaña a muchos.