Viva una Navidad Segura: Cuidados y Recomendaciones al instalar las Luces Decorativas

Pronto nuestros hogares se alumbraran con la alegría de las decoraciones de Navidad. Y con la emoción de las fiestas, compras, y otras actividades de la temporada, debemos mantener en nuestro pensamiento la importancia de la seguridad.

Underwriters Laboratories (UL), organización líder en pruebas y certificación de seguridad, pone al alcance del público las siguientes recomendaciones de seguridad que le brindarán tranquilidad durante estas fiestas decembrinas.
Las series de luces navideñas pueden constituir un riesgo para los consumidores al ser fuente de incendios, quemaduras y descargas eléctricas. Esto sucede cuando no se utilizan de manera adecuada o se compran en el mercado informal. Acá algunas recomendaciones para reducir riesgos y mantenernos al tanto de los peligros que pueden ocasionar.

Cada año en los Estados Unidos fallos en instalaciones eléctricas navideñas en el interior y exterior de casas, apartamentos y condominios ocasionan la muerte a medio centenar de personas, por ello es importante seguir los siguientes consejos útiles.

Sobre los árboles de Navidad:
Los árboles de Navidad -naturales o artificiales- pueden ser una fuente combustible importante si ocurre un corto circuito en las series de luces con que se decoran. Por ello es importante recordar lo siguiente:

Árboles naturales
Instalarlos en un recipiente propio que siempre tenga agua. 
Mantenerlos alejados a una distancia mínima de un metro de cualquier fuente de calor como velas y sistemas de calefacción. No deben permanecer instalados más de cuatro semanas ya que los árboles pueden llegar a una condición muy seca después de este tiempo. Si decora su árbol natural en la última semana de noviembre, se recomienda que se deseche en la semana después de Navidad, no en Año Nuevo. 

Árboles artificiales
Revisar que no tenga partes filosas que puedan dañar los cables eléctricos. 
Mantenerlos alejados a una distancia mínima de un metro de cualquier fuente de calor como velas y sistemas de calefacción. Evitar decoraciones peligrosas como esferas de vidrio si tiene niños pequeños y mascotas. Si las usa, colóquelas donde no las alcancen. Una buena opción es usar esferas de plástico que no se rompen. Enseñe a los niños en el hogar que el árbol y las decoraciones no son juguetes. 

Sobre las luces decorativas:
Antes de iniciar la instalación de las luces, asegúrese de que el forro del cable y las terminales estén en buen estado (especialmente, que no se deje ver el conductor de cobre que lleva electricidad). Si encuentra daños, no trate de repararlos. Se recomienda que tire las luces dañadas y compre nuevas. Es importante invertir en su seguridad. No confíe en las reparaciones de los 'electricistas' de los puestos en los mercados y de la vía pública. Al comprar luces nuevas y cualquier otra decoración eléctrica, busque la marca de certificación, lo cual indica que muestras del producto han demostrado cumplir con estrictas normas de seguridad. 

Las luces se consideran temporales y no deben estar instaladas más de 90 días. Si deja instaladas sus decoraciones por más tiempo, estarán propensas al daño ambiental y pueden causar corto circuito o choques eléctricos que pueden ocasionar heridas, incendios y hasta la muerte Revise las instrucciones de instalación para saber cuántas series de luces se pueden conectar juntas. Utilice conectores múltiples o supresores de picos de corriente que estén certificados y que, preferentemente, tengan fusibles. Ello le permitirá la tranquilidad de que, en una sobrecarga, se suspenda automáticamente el suministro de corriente evitando un potencial incendio. Se recomienda que se apaguen las decoraciones cuando salga de casa durante varias horas y durante las noches en horas de dormir. Al igual que muchos aparatos eléctricos, la iluminación navideña, por su abundancia, no debe ser desatendida. Trate de hacer sus conexiones a través de un reloj de encendido automático (conocidos como 'timers') a fin de que las luces se prendan y se apaguen automáticamente en lapsos determinados. Evite hacer conexiones o colocar cables de corriente debajo de alfombras, tapetes, heno o musgo. Las alfombras y tapetes pueden ser muy combustibles y contribuyen a que el cable se sobrecaliente, pudiendo causar una falla eléctrica o corto circuito que puede originar un incendio. El heno y el musgo, una vez secos, también pueden ser un peligroso carburante en caso de alguna falla eléctrica. Al desconectar las decoraciones eléctricas, hágalo desde la clavija. Nunca jale el cable para desconectar un aparato de la toma de corriente; hacerlo así puede dañar el alambre y el aislamiento del cable e incluso provocar un corto circuito o fuego eléctrico. 

Sobre el uso de velas
Aunque, las velas le dan un acento y aroma muy bonito a nuestras decoraciones, el uso descuidado de las velas es una de las causas más comunes de incendios en los hogares durante esta temporada. Las velas que se dejan desatendidas son muy peligrosas ya que pueden incendiar materiales combustibles como colchones y sabanas, muebles, cortinas, y revistas. Coloque las velas en bases o recipientes apropiados. Mantenga las velas a una distancia recomendada de un metro lejos de cualquier material combustible como decoraciones navideñas, cortinas, camas, sillones, y periódicos. Revise las velas frecuentemente y asegúrese que estén fuera del alcance de los niños. Nunca use velas para decorar los árboles de navidad. Apague las velas a la hora de dormir y cuando salga de casa.

Después de las fiestas
Cuando guarde las series de luces, tómese su tiempo para inspeccionar si hay fallas o defectos. Deseche las series si tienen conexiones sueltas, portalámparas rotos o agrietados, o conductores o cables desgastados. Después de las fiestas puede adquirir nuevas series certificadas a precios reducidos en los remates de las tiendas de autoservicio y almacenes generales. Al final de la temporada, asegúrese de empacar apropiadamente las luces. A nadie le gusta desenredar un nudo de luces. Cuando prepare sus luces decembrinas para guardarlas, considere usar un carrete, o cree su propio sistema. Almacene las decoraciones eléctricas en un lugar seco, tal como una maleta, en donde el agua o la humedad no puedan dañarlas para asegurar que los cables y alambres no se deterioren durante el almacenamiento. Guarde sus decoraciones fuera del alcance de niños y mascotas. Envuelva cada juego de luces y póngalos en bolsas de plástico individuales, o envuelva las luces alrededor de un tubo vacío de papel, o un cuadro de cartón. Aunque la caja en la que vino su árbol artificial puede parecer perfecta para re empacarlo, no es la mejor idea para conservarlo. Las cajas de cartón se deterioran, lo que las hace más propensas a infestación por insectos. Los ornamentos especiales se protegen al guardarlos en sus empaques originales. Si usted tira la caja original, almacene los ornamentos más pequeños en algún empaque similar. Se puede ahorrar tiempo el año próximo si etiqueta sus decoraciones antes de guardarlas. Haga un inventario detallado por fuera de cada empaque. Numere o marque cada empaque para identificar su contenido y cantidad.

Alarmas de humo y plan de escape
Todos los hogares y lugares de trabajo deben estar protegidos con alarmas de humo certificadas. Es importante establecer un plan de escape en caso de emergencia. Este plan se debe practicar con toda la familia en el hogar o lugar de trabajo para saber qué hacer y cómo escapar en caso de emergencia. Toda la familia debe conocer los números telefónicos de emergencia. En caso de incendio, se debe escapar inmediatamente y llamar a los bomberos. Es más importante salvar su vida y no intentar apagar un incendio que puede estar fuera de control.

Recomendaciones al comprar árboles naturales
En muchas partes del mundo, se utilizan los árboles artificiales, pero en otras se mantiene la costumbre de utilizar los naturales. Hoy podrás aprender cómo comprar un árbol de Navidad natural y no correr riesgos en el intento. Si está pensando en adquirir un árbol de Navidad natural es importante que tenga en cuenta las siguientes recomendaciones: Cómprelo en lugares establecidos, como en plantaciones, o en viveros autorizados. Revise que las hojas no se desprendan fácilmente, pues esto indica que el árbol está seco. De igual forma, verifique si el árbol no está pintado tallando una hojita. Utilice series con foquitos pequeños y luz intermitente, porque demasiado calor afectará el árbol. En cuanto a las luces, no conecte más de tres arreglos en serie (uno conectado al otro) y no sustituya los focos fundidos mientras la serie este conectada a la corriente eléctrica. No coloque cintas o papel metálicos en la base de las lámparas, pues puede provocar un corto circuito. No utilice un fusible de diferente capacidad eléctrica al que usa la clavija. No permita que funcionen con lámparas fundidas porque se pueden sobrecalentar y estallar. No se duerma sin apagarlas y desconectarlas.

Fuente: Redacción Inteligencia ATLAS con información de ZIMAR Consultores – El Siglo de Correón – Otras fuentes.