El cáncer se puede prevenir con lo que comes

La actual forma en la que se cultiva y se engorda al ganado, los pollos y los cerdos, es un factor determinante que influye de manera directa en nuestra salud, estas teorías han llevado a una discusión científica durante años indagando acerca de los pro y contras de los modelos de producción agrícola actuales.

Alimentos orgánicos vs transgénicos
La mentalidad agrícola que se ha tenido durante muchos siglos tanto para el trabajo de la tierra como el de la ganadería, ha sido el de realizar una producción sostenible, guiada por un ritmo de crecimiento natural y sin sobre explotación de los recursos naturales; teoría que por mucho tiempo se ha sostenido y transformado con el devenir de los años. Esta forma de trabajo ha representado para la población, la producción de frutas, vegetales, carne, leche entre otros alimentos de alta calidad, nutritivos y casi con ninguna clase de contaminantes o agroquímicos tanto en el proceso inicial como final del producto.

Este tipo de producción ha tomado gran fuerza y recordación en la mente de los consumidores, lo que ha generado una mayor concientización sobre lo que ingieren y los beneficios o perjuicios que los alimentos orgánicos o transgénicos pueden causar a tu cuerpo.

Por su parte, los alimentos modificados genéticamente para acelerar su crecimiento y tamaño han sido repudiados y dejados de lado debido a diversos estudios que han asegurado los efectos dañinos en nuestra salud.

Clases de alimentos que podrían evitar y combatir el cáncer
Muchos estudios han atribuido el desarrollo y creciente número de personas enfermas de cáncer, al acelerado ritmo de vida, a la falta de ejercicio físico y a los malos hábitos alimenticios, por eso comer sano, de forma balanceada e ingerir alimentos naturales se le atribuye a una mejor, sana y larga vida.

Esta es la lista de alimentos que pueden ayudarte a prevenir tan mortal enfermedad:
• El plátano maduro al contener TNF (Factor de necrosis tumoral) esta sustancia ayuda a combatir las células tumorales y llevarlas a su posterior muerte.
• El té verde potente antioxidante milenario previene el daño celular e inhibe la replicación celular, además estimula el sistema inmunológico.
• La espinaca es rica en vitaminas A, C, en sales minerales y en oligoelementos, por lo que es benéfica para mejorar los estados anémicos y prevenir el cáncer de pulmón.
• El repollo es una hortaliza constituida principalmente de agua y aparta al cuerpo nutrientes tales como el potasio, magnesio y vitamina C. Dentro de sus propiedades curativas se le atribuye la prevención de cáncer de mama, crecimiento de los pólipos intestinales y dependiendo de la forma de preparación, tal como cocido, podría prevenir el cáncer de estómago y ayudar a cerrar úlceras.
• La cebolla es una planta herbácea que contiene fósforo, silicio y vitamina A, B y C. Este alimento ayuda a prevenir el cáncer de estómago y la proliferación de las células cancerosas.
• Los tomates son "ricos en licopenos, betacaroteno y vitamina C. El fitoquímico licopeno duplica la fuerza de actividad antioxidantes del betacaroteno y se cree que estabiliza los radicales libres creados por el metabolismo corporal. El licopeno parece favorecer una reducción del cáncer de próstata muy alto".