Más de la mitad de los colombianos tienen caries

Una encuesta realizada por el Ministerio de Salud reveló que el 32 por ciento de los mayores de 65 años ha perdido todos sus dientes. Este estudio no se realizaba desde hace 16 años. La radiografía de la salud dental de los colombianos reveló que las caries están presentes en nuestra población desde los primeros años de vida. Esta situación, sumada a otros problemas, termina con las pérdidas parciales y totales de los dientes en la adultez.

El IV Estudio Nacional de Salud Bucal, que no se hacía desde hace 16 años, fue realizado entre la Universidad Javeriana y el Ministerio de Salud. Encuestaron y evaluaron durante dos años a 20.534 colombianos para tratar de establecer cómo está la salud bucal en el país y qué acciones se deben tomar al respecto. Al presentar la investigación, el viceministro de salud, Fernando Ruíz, calificó la situación como positiva en términos generales.

El funcionario reconoció que hay varios temas que deben ser replanteados desde el Gobierno, como es la periodicidad de los controles odontológicos, la educación sobre salud oral y la ampliación de los tratamientos de prevención de aparición de caries en los primeros años. Uno de los hallazgos más impresionantes es que solo el 1 por ciento de las personas llega a la vejez con la dentadura completa.

El 32 por ciento de los mayores de 65 años en el país han perdido todas sus piezas dentales. Al 98 por ciento de los mismos se les ha caído al menos uno de sus dientes. En lo que tiene que ver con caries, el 56 por ciento de los colombianos adultos la padecían sin tratamiento alguno al momento de la encuesta.

A nivel nacional
Por regiones, la medición encontró que en la región central donde está Bogotá, Antioquia, Caldas, Risaralda, Quindío, Huila y Caquetá es donde menos prevalencia de caries existe (49 por ciento). En contraste, la región más crítica es la zona oriental: seis de cada 10 personas la padecen. En la Costa Caribe casi siete de cada diez padecen esta enfermedad dental.

Los que ya tienen caries, la padecen en diez de sus 28 dientes. De estos, cinco dientes se han perdido por esta causa, cuatro han requerido tratamiento y el otro continúa con el problema sin resolver.

En los pequeños
La caries en menores de cinco años son también preocupantes. Según la encuesta, el 95 por ciento de quienes hacen parte de la primera infancia están a cargo de un cuidador, generalmente un miembro de su familia, de quien depende la salud oral del niño, que no es capaz de hacerlo bien por sí mismo. En consecuencia, de este grupo el 33 por ciento ya tiene caries.

Por edades, al año las padece el 6 por ciento, a los 3 años el 44 por ciento, y alos 5 años el 52 por ciento. La encuesta encontró que solo el 19 por ciento de los menores de cinco años tiene sellante, que sirve para evitar la caries, por eso, Ruíz advirtió que el gobierno debe ampliar esta cobertura para proteger a los menores. Curiosamente, la encuesta también encontró que los menores tienen flúor por encima de los niveles recomendados.

Según el viceministro, la fluorosis puede deberse a un exceso (de flúor) en aguas no tratadas, a la alimentación o al uso no controlado y responsable de cremas de dientes, sal de consumo y elementos de uso ontológico. Ruíz aseguró que los hallazgos serán motivo de modificación de políticas públicas que mejoren el diagnóstico para impactar en una mejor calidad de vida.

Otros datos de salud oral
De quienes han perdido uno o todos sus dientes, las mujeres son las que más usan prótesis (36 por ciento, frente a un 26 por ciento de los hombres). A los 34 años se presenta el pico de personas que usan dientes postizos. Sin embargo, presentan como problema asociado estomatitis, que es la inflamación de las encías y los tejidos al soportar la prótesis, influenciado por la higiene. Antes de realizar la encuesta, solo el 10 por ciento de la población se ha sometido a una ortodoncia. Los hábitos también determinan la salud bucal. La encuesta reveló que el 23 por ciento de los encuestados dijo que alguna vez ha fumado, y la mayoría reconoció haberlo empezado durante su adolescencia. 
El Tiempo - Diciembre 13 de 2014