Funciones del Flúor

Hay una gran discusión hoy en día, sobre la conveniencia de aplicar el flúor en los dientes o no. Algunas regiones del país, y algunas ciudades en partícular tienen en sus acueductos la presencia de flúor en un estado natural. Además de ello, las cremas dentales en su gran mayoría adicionen el flúor para el cuidado dental, y algunos alimentos como la sal adicionanflúor para el mejoramiento de la salud oral. A pesar de todo ello, el flúor sigue siendo hasta hoy un elemento importantísimo en la protección del tejido dental, y algunas de las funciones más importantes que podemos destacar son:

Proteger a los dientes ante las caries:
El flúor tiene acciones cariostáticas, es decir inhibe o detiene el inicio o el desarrollo de la caries dental a través de las siguientes acciones: Inhibe la pérdida de minerales de la superficie dental (desmineralización) y favorece la reconstrucción de los cristales de calcio y fosfato, ambos componentes minerales del diente (remineralización). 

Aumenta la resistencia a los ácidos:
Previene e inhibe la formación de placa bacteriana alterando la adherencia, crecimiento y metabolismo de las bacterias. Inhibe varias enzimas producidas por las bacterias, lo cual les limita la ingesta de glucosa reduciendo la cantidad de ácido producida por las mismas. El flúor también está presente en la saliva y en el fluído crevicular proveniente de las encías. 

Interviene en la maduración de dientes primarios (dientes de leche) 

Favorece la formación ósea:
Participa en la formación y mantenimiento de los huesos actuando sobre los osteoblastos (células del hueso) aumentando la densidad ósea. El fluoruro de sodio ha sido investigado por sus posibles efectos contra la perdida ósea y la osteoporosis. Altas dosis de fluoruro de sodio (50 mg /día) han demostrado aumentar la masa ósea notablemente pero no disminuir el riesgo de sufrir fracturas ya que el hueso formado es quebradizo más allá de los efectos secundarios producidos por la alta ingesta de fluoruros. Ciertas investigaciones sugieren que dosis bajas dadas por un tiempo prolongado (20-50 mg/día) de fluoruro en combinación con calcio y vitamina D podrían tener beneficios sobre la densidad ósea, aumentándola y reduciendo el riesgo de fracturas vertebrales. Debido a que todos los resultados de estas investigaciones son controversiales, el uso de fluoruro de sodio para el tratamiento de osteoporosis no se sugiere.