La obesidad contribuye a una mala salud oral

La mala salud oral debe formar parte de la lista de efectos indeseables de la obesidad, ha concluido un reciente estudio.

El estudio demostró que mientras más profundas las bolsas periodontales, más alta la proporción de sujetos con un Índice de Masa Corporal de 30 o superior, una cifra que la Organización Mundial de la Salud considera indicadora de obesidad.

En 2008, 1500 millones de adultos, de 20 años o más, tenían sobrepeso. De ellos, más de 200 millones de hombres y casi 300 millones de mujeres eran obesos, una tendencia que también se refleja en este estudio. Las bolsas periodontales son esencialmente depósitos de placa y residuos alimenticios que irritan y descomponen los dientes hasta el punto de hacerlos caer. Mientras más profunda la bolsa, más alto el riesgo. Durante la inauguración de la Semana Nacional (británica) de Obesidad Infantil, el Director Ejecutivo de la Fundación Británica para la Salud Dental, Dr. Nigel Carter, expresó su preocupación sobre estos hallazgos e instó a los odontólogos a asumir un papel más vigoroso en la lucha contra la mala salud oral.