Los diabéticos tienen que insistir en el cuidado de sus encías

Diabéticos con mayor riesgo
La prevalencia de Diabetes Mellitus ha ido en aumento durante las décadas más recientes. Se calcula que de aproximadamente 171 millones de personas afectadas en el año 2000 puede llegarse a 366 millones para el año 2030, siendo Latinoamérica una de las áreas geográficas con mayor incidencia de casos. Aproximadamente 90% de los casos de diabetes pueden ser catalogados de tipo 2, una enfermedad caracterizada por mecanismos patogénicos asociados con disfunción de las células β pancreáticas y la resistencia de los tejidos periféricos a la acción de la insulina. Estudios epidemiológicos han valorado que los pacientes diabéticos con deficiente control de su enfermedad tienen casi tres veces mayor riesgo de desarrollar enfermedad en las encías comparado con personas sin diabetes.

Estudios clínicos han demostrado la efectividad del tratamiento periodontal en diabéticos, el cual incluye una efectiva higiene oral (cepillado dental e higiene inter-dental diaria), la remoción de la placa bacteriana residente dentro de las encías (biopelícula dental), seguido de controles periódicos. Sin embargo, este tratamiento es menos efectivo si el paciente se encuentra fuera de las metas de control de la diabetes, razón por la cual el paciente debe seguir las recomendaciones médicas farmacológicas y no-farmacológicas, que incluyen actividad física constante, un plan de comidas, monitoreo permanente y estar alerta a signos de cambio en el control metabólico. Ésto hace que la diabetes y la periodontitis no sólo compartan fenómenos biológicos relacionados, sino que su adecuado control requiera de la misma cooperación y constancia por parte del paciente a desarrollar medidas de auto-cuidado.

Una nueva faceta en la relación entre la diabetes mellitus y la periodontitis ha sido estudiada en los últimos 15 años, ésta es la posibilidad de que el tratamiento de las encías facilite el control de la diabetes. Es sabido que la presencia de infecciones crónicas dificulta el logro de un adecuado control metabólico de la diabetes, siendo la periodontitis una infección crónica asociada a bacterias anaerobias, la cual induce una activa respuesta inmune sistémica. Un adecuado tratamiento puede tener un efecto positivo en el control diabético. De allí la importancia de examinar periódicamente las encías de todo paciente diagnosticado con diabetes y realizar el tratamiento que sea necesario.