¿Por qué se extraen los dientes?

Los dientes se extraen por diversas razones:
  • Caries avanzada profundamente en el diente y hace imposible su rehabilitación.
  • Una infección ha destruido una porción importante del diente o el hueso que lo rodea.
  • En la boca no hay suficiente espacio para todos los dientes
Muchos odontólogos recomiendan extraer los dientes retenidos que sólo erupcionaron parcialmente. Las bacterias se depositan alrededor estos dientes y pueden causar una infección, la cual puede extenderse al hueso y transformarse en un trastorno de extrema gravedad. Los dientes retenidos continúan intentando salir a través del tejido gingival, incluso si no hay suficiente espacio para ellos. La presión continua, provocada por este intento de erupción, puede terminar dañando las raíces de los dientes adyacentes. La extracción de un diente retenido con frecuencia previene las infecciones y el daño a dientes adyacentes y al hueso, además de evitarle dolor en el futuro.

El profesional evaluara con la ayuda de una radiografía la necesidad o no de la extracción. Lo importante es que la prioridad sea mantener el diente en boca, evaluando los pros y los contras. En oportunidades tratar de conservar un diente afectado, puede causar daños mayores a los dientes adyacentes ya todo el sistema masticatorio.