Cáncer de pulmón, respirando muerte

En Colombia, además de ser la tercera causa de muerte en hombres y cuarta en mujeres, genera 4.643 años de vida sana perdidos debido a la discapacidad.

Tabaco, el enemigo de la salud
Un estudio del Instituto Nacional de Cancerología (INC), publicado por Raúl Murillo, actual director de la entidad, afirma, por ejemplo. que para 2011, del total de las 61.300 muertes a causa de tumores malignos en labio, boca, faringe, esófago, páncreas, tráquea, bronquios, pulmón, vejiga urinaria o enfermedades isquémicas del corazón, cerebrovasculares o crónicas de las vías respiratorias inferiores, 21.765 de ellas estaban relacionadas con el consumo de tabaco. El documento añade que la prevalencia de fumadores en edad escolar, de ambos sexos, situados entre los 13 y los 15 años de edad, está entre el 35 por ciento y el 20 por ciento en ciudades como Manizales, Cali y Bogotá, y entre el 20 y el 10 por ciento en Bucaramanga y Valledupar.

Si el resultado de una biopsia demuestra la presencia de
cáncer de pulmón, serán necesarios exámenes
imagenológicos para averiguar el estadio de la enfermedad.
Pruebas de detección
El diagnóstico del cáncer de pulmón o su propagación, pueden establecerse practicándose gammagrafía ósea, radiografía de tórax, examen del esputo para buscar células cancerosas, toracocentesis (muestra de acumulación de líquido alrededor del pulmón), resonancia magnética del tórax, tomografía por emisión de positrones (TEP), conteo sanguíneo completo (CSC) o una tomografía computarizada del tórax.

Inapetencia, dolor en el tórax, dificultad para respirar, fatiga, tos con sangre o reiterada, pérdida de peso sin motivo aparente o sibilancia, podrían ser algunas de las manifestaciones de un cáncer de pulmón en sus etapas tempranas. Debilidad, parálisis facial, párpados caídos, dolores articulares, hinchazón en cara y brazos o dificultad para deglutir, otros que se manifiestan en estados más avanzados de la enfermedad. Sin embargo, estos no son una constante y ante la duda, siempre será recomendable visitar al especialista para estar seguro.

El consumo de cigarrillo
en las mujeres ha
aumentado.
La mayoría de los casos de cáncer de pulmón se originan por alteraciones en las células de los bronquios, que son los conductos por donde fluye el aire que respira el ser humano. Existen dos clases de la enfermedad: cáncer de células no pequeñas, que es el más frecuente (80 por ciento) y cáncer de células pequeñas (20 por ciento). También se puede presentar una variación que agrupa las dos anteriores, que se denomina cáncer mixto y si la enfermedad ha sido detectada en otro lugar del cuerpo, pero ha migrado a los pulmones, se llama cáncer metastásico.

Hasta ahora, la causa más probable para desarrollarlo es el tabaquismo, costumbre adictiva que en la medida que se inicie a edades más tempranas, aumenta los riesgos de padecerlo o incluso extenderlo a personas que nunca han fumado, por efectos de inhalación del humo. Según la Liga Colombiana contra el Cáncer, un cigarrillo, además del tabaco, contiene otros 22 componentes químicos y de ellos, nueve son agentes cancerígenos. Estos son: naftilamina, pireno, dibenzocridina, cadmio, bezopireno, vinilo, toulidina, uretano y polonio 210, que está presente en el filtro.

Según el Estudio Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas en Colombia realizado en el 2008, un 45 por ciento de la población ha fumado cigarrillo alguna vez, el 17 por ciento de los encuestados fumaba en el momento del estudio y los jóvenes de 18 a 24 años son quienes más incurren en este comportamiento. En Colombia, en el 2009, fue aprobada la Ley 1335 (anti tabaco), en la que se regula la publicidad, distribución, consumo en lugares públicos y la venta a menores de edad.

Entre las metas del Plan Nacional para el Control del Cáncer en Colombia 2010-2019, están la gestión para promover ante el Congreso de la República el aumento de precios e impuestos a los productos del tabaco, según lo dispuesto en el convenio marco de la OMS para el control del tabaquismo. No obstante, otros factores como los antecedentes familiares de cáncer pulmonar, la obesidad, exposición constante al asbesto, el radón y otros químicos como el uranio, cloruro de vinilo, cromatos de níquel, la gasolina, el berilio, los éteres clorometílicos, los productos del carbón y los de la combustión del diesel, la presencia de arsénico en el agua potable y los altos niveles de contaminación ambiental, también serían causantes de la devastadora enfermedad.

8.05 ES LA TASA DE MORTALIDAD por cada 100.000 personas que sufren este cáncer, que es el número total de defunciones por neoplasias malignas del pulmón, tráquea y bronquios.

20 ENFERMEDADES CRÓNICAS son generadas por el tabaco entre ellas cáncer de boca, estómago, esófago, laringe y vejiga, que son incluso más frecuentes que el de pulmón.